El hombrecito

El hombrecito corría de aquí para allá con su maletín bajo el brazo (también podía ser una caja de herramientas, o libros, que más daba… fuese lo que fuese era lo que debía usar). Corría de aquí para allá, sin saber bien hacia donde iba pero sabiendo que estaba haciendo lo que tenía que hacer.

Iba vestido correctamente (No sabía que llevaba puesto pero, de todas formas, no importaba: Fuese lo que fuese lo que llevaba puesto era lo que lo identificaba)

Corría de aquí para allá, iba y venía, más lejos y más cerca, siempre rápido. La rapidez era importante (Ya no se acordaba por qué pero lo era) Cuanto más rápido mejor!

Lo que no veía era que con cada paso se volvía más pálido, empequeñecía, se difuminaba en medio de una bruma. Hasta que se volvió casi transparente, lo único que se veía era el contorno de una silueta (muy parecida al garabato de un niño).

Lo triste es que si se hubiese podido ver, no le hubiese importado. Se había integrado socialmente. Lo había logrado! Era uno más.

Y siguió corriendo…

7 comentarios en “El hombrecito”

  1. Me conmovió y me identifique con lo de correr y mas puntualmente con lo que cargaba en el «Maletin», cuanto tiempo estuve corriendo apurada con tanto peso tangible e intangible sin saber porque y para que. A veces todavía lo hago, pero mas temprano que tarde llega la pausa y la vuelta al nuevo camino, del andar liviano y siguiendo los tiempos propios.

  2. ¡Guau! No quiero ser más ese «hombrecito», a quien la rutina consume y destruye. Gracias por recordarme la importancia de detener el paso y de soltar ese maletín 🤗💖

  3. Uyyy…cuánto cargamos en 3l maletín! Pero… gracias a una guía y un proceso vamos saliendo de ese» hombrecito» y bajando peso del maletín. Gracias por ser mi guía aún!

  4. Que identificado me siento, sigo corriendo muchas veces con el maletín bajo mi brazo, (viejos mandatos), siguiendo la idea destructiva de llegan a quien sabe donde….
    nunca voy a olvidar tu frase…
    «la tortuga puede contar mas del camino que la liebre»
    se me representa la imagen de un caballo que le tapan los ojos con cueros para que vea solo para adelante…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *